Emisarios de Ilusión

Emisarios de Ilusión

¡Gracias por el trabajo!


0 comentarios

Para muchos ha sido un reto buscar nuevas maneras de producir, antes de la pandemia y con mucha más razón después de la pandemia.

Al mismo tiempo hemos visto que las ventas por Internet aumentan, las personas piden y piden utilizando diversos servicios de entrega. 

La verdad es que todos estamos buscando formas de vivir y de superar cualquier desafío. 

La verdad es que agradecer no siempre es fácil pero cuando ubicamos nuestros pensamientos, volvemos a redireccionarnos. 

Mencionamos el tema de los servicios de entrega porque hubo días en los que no pudimos cocinar y optamos por pedir algo de comer.

Un día en específico recibimos el pedido, cuando el muchacho hizo la entrega, nos dijo con un corazón muy sincero: ¡Gracias por darnos trabajo!

Esto nos tocó el corazón porque cuántas personas como él tienen encomiendas de muchas personas como nosotros y es muy digno sentirse no solo útil, sino recompensado monetariamente.

La pandemia le generó trabajos flexibles a muchas personas, también confrontó a muchos a aprender a valorar TODO, a no dar nada por sentado. Al mismo tiempo obligó a que las personas se volvieran más creativas buscando nuevas fuentes de ingresos.

En fin… Podemos sacar muchas enseñanzas. Lo cierto es que existen personas como este joven que de verdad aprecian la oportunidad y dan gracias cada día por el trabajo que tienen. Es un hermoso recordatorio para todos nosotros, es frescura para el alma.

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte gratis aquí.


Noticias Mi Ciudad
Dibujo: Freepik

Leer Más

Emisarios de Ilusión

El cambio de llanta


0 comentarios

Estuvimos visitando unos proyectos y vimos unas construcciones nuevas. Quisimos pasar por allí para saber de qué trataba. Cuando llegamos al final de la calle retrocedimos y la llanta cayó en un hueco.

¡Ay no! Se estalló completamente la llanta. ¿Qué hacemos? ¿Quién nos ayuda? Los espectadores de repente desaparecieron y no quedó otra que intentar cambiarla.

Aproximadamente 10 minutos después de la congoja, llegó un guarda de seguridad a ofrecer ayuda. 

Estábamos muy felices porque finalmente alguien local quiso colaborar. Al ratito también llegó una pareja de servicio de piratería que quiso ayudar.

Cuando iniciaron el trabajo de colocar la llanta de repuesto, nos dimos cuenta que estaba desinflada. ¡Ay no!

Mi esposo tuvo que irse con el «pirata» a inflar la llanta mientras nosotros esperábamos allí. 

Por supuesto que en estos tiempos cualquiera podría pensar: ¡Qué miedo! ¡Y si los estafan! ¡Y si lo hacen mal…! Etcétera, etcétera. Nosotros simplemente decidimos CONFIAR y saber que todo era para bien.

Después de algunos minutos regresaron con la llanta inflada e inmediatamente se acercó otro muchacho con una camisa de la selección de Costa Rica y una cadena que tenía un pendiente con el escudo de David. Él preguntó qué pasó y él fue quien cambió la llanta. 

Al final la esposa del pirata dijo:

—¡Todo pasa por algo! No saben si desde arriba Ds los estaba protegiendo. 

La verdad es que este es el tipo de historias y detalles que amamos contar. Siempre hay gente buena y amable que quiere ayudar. 

Y sí, desde el Cielo todo está guiado. Cada personaje fue apareciendo y cumpliendo una misión. Por cierto, atrás de la camisa del muchacho decía: ¡SALVA VIDAS!

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte gratis aquí.


Noticias Mi Ciudad
Dibujo: Freepik

Leer Más

Emisarios de Ilusión

Cerveza, monasterio y comunidad. ¿Por qué no?


0 comentarios

Ya desde hace mucho tiempo cuenta la leyenda que los pioneros de la cerveza fueron los monjes. 

Existen algunas buenas razones que explican por qué iniciaron: que para el ayuno, que como una forma de financiar el monasterio y sus actividades, que para purificar el agua…

Puede que existan muchos motivos, lo cierto es que a la gran mayoría de las personas LES ENCANTA LA CERVEZA.

Tuvimos la oportunidad de visitar un monasterio en el centro de La Haya en los Países Bajos donde revivimos la historia.

Allí nos encontramos con un amigo monje que inició, junto a otros monjes franceses, un proyecto dentro de un monasterio.

Ellos emprenden día a día al combinar la venta de productos (especialmente cerveza artesanal) con una vida espiritual, y cuando hablamos de vida espiritual nos referimos al interés de compartir con otras personas temas filosóficos que lleven a un ambiente agradable con conversaciones interesantes.

Hay que recordar que la palabra monasterio significa algo como «vivir a solas». Es apartarse, hacer un retiro del mundo y respirar en medio de momentos acelerados.

Actualmente es todo un reto por las muchas etiquetas y prejuicios que existen, pero personalmente creemos que no debería ser así y parte de la madurez del ser humano es aprender, preguntar y compartir sin tener que siempre hacer una separación de temas por algunas experiencias del pasado o por lo que cuenten las fuentes.

Pienso que este lugar es una gran oportunidad para crear una comunidad de personas que anhelan socializar de forma inteligente, divertida y con experiencias que les llene el alma. Al final de todo siempre estamos buscando algo. Siempre tenemos preguntas. Siempre queremos un poco de espiritualidad en nuestras vidas y cada quien está buscando su camino.

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte gratis aquí.


Noticias Mi Ciudad

Leer Más

Emisarios de Ilusión

¡Bailar con ganas!


0 comentarios

Hace algunos años, debido a un tema de salud, nos inscribimos en una academia de baile, pero allí todo era pesado y no había una motivación real.

Unos años después, en uno de nuestros viajes a Israel, tuvimos una experiencia muy extraña, por un lado fue un tiempo de baja energía pero al mismo tiempo de alta energía, sin embargo, hubo más alegría y energía inexplicables.

Esos meses allí sentimos como que el cuerpo solo quería moverse, nos colocábamos frente al espejo y comenzábamos a bailar, la música unas veces venía de lejos y otras veces la poníamos nosotros. Nunca antes habíamos experimentado algo así, los movimientos no eran nuestros.

Cuando regresamos a Costa Rica nos fuimos a vivir a una ciudad de paz y sanidad del alma, pero queríamos encontrar un lugar para bailar con ganas.

Llegamos a una academia que estaba en una casa vieja. Este lugar fue uno de los más grandes regalos. Nunca habíamos disfrutado tanto un lugar para poder expresarnos (solamente del Teatro Giratablas donde recibimos clases de teatro cuando éramos más jóvenes). No buscábamos ser mejores que nadie. Solo queríamos bailar, disfrutar, reír, aprender.

Desde que llegamos allí sentimos que fue como entrar a un mundo de sueños, de alegría. Fue el lugar para abrir el corazón, y aunque hasta la fecha nuestros pasos no son perfectos en ninguna de las disciplinas, los disfrutamos y nos reímos de nosotros mismos si algo no sale.

El baile ha sido una de las bendiciones más hermosas, pues nos permite trabajar ambos hemisferios del cerebro, nos hace personas más humanas, más amorosas, más llenas de vida. Si bien a veces hay desafíos, el baile nos devuelve el equilibrio y nos da armonía para el cerebro y el cuerpo.

Estar en el escenario y poder mover simplemente la energía, ya es suficiente para elevar el cuerpo y el alma. Y sí, a veces podemos bailar solos, pero bailar con otros también permite que se muevan las energías en el mundo y se acentúen vibraciones altas de AMOR, ESPERANZA Y PROGRESO.

Pero la historia no termina allí, en Holanda hemos tenido la oportunidad de formarnos con una gran profesora que también nos ha abierto las puertas con técnicas de tango, pilates, danza moderna, danza africana y bases de ballet. Con ella hemos también crecido, explorado nuevas áreas y compartido con bailarines de diversas nacionalidades.

Tanto el estudio en Costa Rica como el estudio en Holanda son ahora dos espacios para transmitir nuestra felicidad y llenar de energía cada rincón del mundo con cada paso. Nos ha encantado y nos sentimos muy muy pero muy agradecidos por estos momentos que refrescan grandemente.

Nuestros movimientos, individuales o grupales, son como alabanzas y agradecimientos al Creador de todo este gran Universo, incluyendo a los seres humanos con los maravillosos y distintos cuerpos y mentes que Él artísticamente trajo a EXISTENCIA.

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte gratis aquí.


Noticias Mi Ciudad

Leer Más

Emisarios de Ilusión

Vandola: utensilio costarricense para preparar café


0 comentarios

Ya nos habían hablado sobre la Vandola en una cafetería que visitamos. Luego la vimos en una cafetería en Holanda y allí un barista holandés nos preparó café usando este utensilio. 

En Costa Rica volvimos a ver la Vandola, pero esta vez tuvimos la oportunidad de asistir a la Feria del Café 2020, hablar con su creador Minor Alfaro y degustar una taza en vivo y a todo color.

¿Qué es entonces la Vandola?

La Vandola es un utensilio costarricense para preparar café. Ellos escriben la palabra con «V», pero su nombre se origina de la palabra «bandolas», o ramas de las plantas del café (como le llaman en Costa Rica). 

Básicamente es una cafetera hecha de barro que le permite una mejor oxigenación al café, además de mantener sus propiedades.  

La oxigenación se debe a que cuenta con una válvula (orificio) para que el café respire mejor, esto permite revertir algunos procesos inestables del café.

Su inspiración proviene de la técnica costarricense de chorrear el café. La Vandola puede utilizar un filtro de papel o de tela, incluso de metal, la diferencia con el chorreador es que la Vandola es de barro.

Adicionalmente, la técnica consiste en un método de preservación más saludable y rico, similar a la conservación de un buen vino en una vasija de barro. Sus sabores son más marcados y su dulzura más perceptible.

Los sabores florales del café se acentúan de una manera muy particular, y bueno, los diseños son realizados por artesanos que le dan un toque personalizado a cada pieza. Ellos se inspiran en el diseño precolombino.

A nosotros nos gusta mucho porque es un producto costarricense y nos encanta todos los buenos emprendimientos. Además, si realmente consiste en una técnica que permite obtener un mejor café para la salud del cuerpo, entonces ¿por qué no disfrutar de esta técnica?

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte gratis aquí.


Noticias Mi Ciudad

Leer Más

Emisarios de Ilusión

Historias en el jardín


0 comentarios

Caminando entre jardines y de regreso a la habitación, uno de los jardineros nos saludó muy entusiasmado e inmediatamente nos preguntó:

—¿Les gusta las historias?

— ¡Por supuesto!

Feliz con nuestra respuesta, comenzó a contarnos la historia de un árbol enorme y muuuy viejo que estaba en el jardín. 

No nos acordamos del nombre pero lo que sabemos es que los indígenas llegaban y hacían una rajada en el tronco para sacar una leche que luego se podía mezclar con leche normal.

Esto era un remedio para eliminar los parásitos del estómago. ¡Pura medicina! De hecho que en la actualidad aún se utiliza. 

La verdad no conocíamos nada sobre este árbol y nos gustó mucho adquirir este conocimiento. Luego nos mostró dos plantas más originarias de Costa Rica.

Apreciamos mucho el tiempo y la pasión con que contó las historias. Se notó que sabía mucho sobre plantas y árboles. 

Antes de emprender el viaje de regreso a casa, el jardinero nos fue a buscar unas plantas aromáticas y medicinales para ir perfumando el camino.

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte gratis aquí.


Dibujo: Freepik
Noticias Mi Ciudad

Leer Más

Emisarios de Ilusión

Nuestra madre: te amamos


0 comentarios

No es fácil encontrar las palabras para momentos complejos, especialmente cuando se trata de la muerte. En el 2019, nuestra madre se fue de esta tierra de un pronto a otro (de hecho dos semanas después del nacimiento de nuestra hija), y aunque Ds todo lo hace con una razón que luego entenderemos, ese vacío no deja de doler y estorbar.

No teníamos idea de lo amada que era nuestra madre y de la cantidad de buenas acciones que realizó, además de su hermosa expresión de bondad hacia miles de personas. 

Gracias a Ds por la bendición de haberla tenido como madre, amiga, consejera. Gracias por darnos la vida e instruirnos con amor. 

Gracias a mi padre quien cuidó de su esposa todos estos años y la acompañó en sus últimos momentos. Es un honor cuidar de quien siempre se preocupó por cuidar a su familia. Gracias también a todas las personas que nos acompañaron y nos acompañan.

¿Qué podemos decir? La muerte es el más grande misterio… Y tal vez nos surgen muchas más preguntas con todo este tema del Coronavirus.

¿La verdad? Solo tendremos respuestas con el paso de momentos. Sí hay pistas, pero es como un rompecabezas que se va armando, y entre más luz llega, más se revela, se clarifica TODO.

Lo que sabemos es que el mundo está incompleto, somos socios con el equipo de arriba para terminar de completarlo. ¿Cómo? Creando una nueva historia. Trayendo respuesta a las problemáticas espirituales, sociales, económicas, políticas.

De hecho el hombre es socio de Dios en la creación; un socio en la consumación y perfeccionamiento del mundo. Y aunque suene un poco como ciencia ficción, la verdad es que vivimos en un mundo lleno de posibilidades, así que lo decimos con CONVICCIÓN: CREEMOS EN  El FIN DE LA MUERTE y en la RESURRECCIÓN DE LOS MUERTOS.

La muerte solo es la manifestación de un mundo que aún debe completarse. Así el Creador nos dejó un mundo para terminarse, para que la humanidad pueda colaborar.

Nuestra madre sin duda fue y sigue siendo una colaboradora que busca cambios. Ella siempre trabajó por la transformación de las personas. 

Por ahí leímos una frase que marca nuestras vidas en días llenos de muchas emociones: «Tomar la decisión de tener un hijo es trascendental. Se trata de decir que tu corazón caminará siempre fuera de tu cuerpo». 

Nuestra madre fue una MADRE para muchos, una inspiración, una mujer virtuosa y llena de mucha energía. 

¡Gracias a ella que fue y es una GRAN MUJER!

¡Gracias Ds porque sabemos que estás trabajando!

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte gratis aquí.


Noticias Mi Ciudad

Leer Más

Emisarios de Ilusión

Vida de frutas


0 comentarios

Nos levantamos temprano para ir a recoger nuestra canasta de frutas y verduras orgánicas de distintas fincas del país. Quisimos y queremos apoyar los emprendimientos locales.

Nos gustó mucho la paz que se sintió ese día en particular. De hecho que se percibió salud cuando miramos a la gente salir.

De regreso a casa, pasamos en carro por una calle conocida y… mi esposo dijo: 

— En esa casa están regalando bananos.

— ¿En serio?, dije cuando ya nos habíamos alejado del lugar.

— ¡En serio! ¿Nos devolvemos? 

— Vayamos a ver, contesté.

Nos devolvimos y sí, efectivamente había un rótulo que decía que se regalaban bananos entonces mi esposo se bajó y agarró unos. 

Le agradecimos a la familia. Luego tuvimos que bajar por esa misma calle para dar la vuelta abajo. De repente vimos a un joven que estaba afuera y nos estaba llamando y haciendo señas:

— Aquí tengo cases por si quieren pasar a recoger.

¡Qué fue ese momento tan especial! Nos bajamos, esta vez con nuestra hija. Fuimos al árbol a recoger los cases y luego nos quedamos hablando con el muchacho. De hecho en esa calle todos eran familia.

La verdad es que ese detalle en estos momentos de confinamiento por “Coronavirus” es algo muy humano, genuino y libre. Es la clara expresión del concepto VIDA.

Cuando llegamos a la casa, se nos ocurrió hacer algo similar. Bajamos las papayas del árbol y las pusimos en una mesa afuera con un rótulo que decía:

— ¡Queremos alegrarte! ¡Papayas gratis!

Gracias por esos gestos y esas ideas que deberían reproducirse en todo el mundo para alimentar el alma y cuerpo de los habitantes de las ciudades.

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte gratis aquí.

Noticias Mi Ciudad

Leer Más

Emisarios de Ilusión

Playa alegre


0 comentarios

Con esto de la pandemia por Coronavirus, todo ha sido un poco extraño y surrealista.

Mientras algunos quieren dar énfasis al miedo, a lo negativo, a lo frío, existimos algunos que deseamos embellecer, percibir lo lindo, traer vida, alegría, etcétera.

Fue la primera vez después de mucho tiempo que vimos una playa limpia, llena de energía, con esa luz que apuntaba en el mar y rebotaba en toda la playa y en todas las personas caminando sobre ella.

Aún con restricciones todos se levantaban bien temprano para poder estar unas cuantas y buenas horas en este maravilloso lugar. 

Solo se observaba vitalidad, alegría, familias, personas relajadas y llenas de amor. Lo mejor y real de todo: SIN MASCARILLAS. 

¿Por qué? Porque todos somos, mostramos nuestra esencia, allí nadie enferma, la salud es la libertad, la pureza de la naturaleza, el mismo Dios unido con las personas.

Y cada día se observaba a una pareja, por lo menos de 40 o 50 años, caminando con esa paz, con sus cafés mañaneros, ambos hablando uno al lado del otro o de frente, mirándose a los ojos, sin distanciamientos, unidos… Simplemente ELLOS… SONRIENDO Y RADIANTES.

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte gratis aquí.

Dibujo: Freepik
Noticias Mi Ciudad

Leer Más